TECNOLOGÍA SIKA DE ÚLTIMA GENERACIÓN EN EL TÚNEL DE BASE DE SAN GOTARDO

 

El 1ero de Junio marca la inauguración oficial del túnel ferroviario más largo del mundo.

Las tecnologías de primera línea de Sika y su experiencia en el ámbito de la construcción juegan un rol esencial en la exitosa culminación de uno de los proyectos de infraestructura más importante de Europa.

A través de la utilización de soluciones duraderas brindadas por Sika para impermeabilización, protección contra el fuego, revestimientos y producción de hormigón y shotcrete se logró satisfacer los requerimientos de calidad altamente desafiantes.

El túnel de base de San Gotardo en Suiza que cuenta con una longitud de 57km no sólo representa una novedad sino, además, un notable logro en la ingeniería de túneles.  

Es el túnel ferroviario más largo del mundo y atraviesa uno de los más altos macizos alpinos. El túnel corre aproximadamente 2 mil metros por debajo de la
cima de la montaña y, aún en su punto más alto, se encuentra cerca de los 550 metros sobre el nivel del mar.
La nueva conexión ferroviaria reducirá el tiempo que el transporte masivo y los modernos trenes de alta velocidad necesitan para trasladarse de Zurich a Milán en aproximadamente 1 hora.

 

Confiabilidad y longevidad construída con el conocimiento tecnológico de Sika

El cliente especificó una larga vida útil, durante la cual el hormigón y los sistemas de impermeabilización no requieran un mantenimiento significativo. Durante un proceso de precalificación complejo, Sika cumplió con todos los estrictos  requisitos.

Los productos desarrollados en parte recientemente fueron sometidos a rigurosos chequeos prácticos por parte de laboratorios de ensayo oficiales antes de llevar a cabo la producción a gran escala y aplicación.

El Shotcrete de alta calidad utilizado para contener la excavación del túnel sirvió como base para las membranas impermeabilizantes Sikaplan® y Sarnafil®.

El revestimiento de hormigón fue luego colocado utilizando los aditivos Sika a fin de lograr el alto grado de precisión requerido para la geometría exterior del túnel.

 

Un récord para Sika

También para Sika, el proyecto de Gotardo resultó un desafío excepcional.
Desde el comienzo de los ensayos preliminares en 1992, los empleados de Sika han trabajado más de 210.000 horas en este proyecto que se presenta sólo una
vez en la vida. Aproximadamente 20.000 toneladas de aditivos de hormigón fueron utilizadas para los trabajos de concreto. El túnel fue impermeabilizado con 3.3 millones de m2 de membranas Sikaplan® –aproximadamente el tamaño de
330 canchas de fútbol. En total, 40.000 toneladas de productos Sika, equivalente a 1.700 vagones de carga, fueron transportados al lugar.

 

Sika, Construyendo Confianza