Sika comenzó desarrollando los primeros aditivos para mezclas cementicias en 1910 (año de fundación de la compañía). Desde entonces ha estado involucrada en la mezcla del cemento, agregados, arena y agua para formar morteros u hormigón, como un socio confiable para la construcción de estructuras durables. Las soluciones Sika para los productores de hormigón deben ser soluciones de costos óptimos, adaptadas al cemento y a la aplicación.

En esta unidad de negocios, Sika Hormigón, se ofrece un amplio rango de aditivos para hormigón, tales como reductores de agua de bajo, medio, alto y muy alto rango (plastificantes, superfluidificantes e hiperfluidificantes),  impermeabilizantes, incorporadores de aire, acelerantes de fraguado o endurecimiento, retardantes, ayuda-bombeo, inhibidores de corrosión así como reductores de retracción y productos de soporte. Un foco adicional son los aditivos para hormigón lanzado para aplicaciones por vía seca o húmeda, tales como reductores de agua de alto rango, acelerantes, reductores de rebote y compuestos adicionales como morteros listos para usar.

Dentro de esta unidad de negocios, existen familias de productos tales como Plastiment, Sika ViscoCrete, Sikament, SikaRapid o especialidades como Sika FerroGard.

La tarea de la Unidad de Negocios de Hormigón es entender la compleja interacción entre los componentes locales (cemento y aditivos), agua disponible y el hormigón producido a través de mezclas. La capacitación y el suministro de información alrededor del mundo son áreas fundamentales para la mejora en el desempeño.